5 may. 2016

Expres-ARTE, un atajo a la felicidad

El cuerpo nunca miente. Cuando bailamos podemos disfrutar el lujo de ser nosotros mismos y nuestro propósito no es llegar a un cierto lugar del suelo, como una ejecución sin vida propia, es disfrutar cada paso que damos e imprimirlo de emoción. Y la danza es técnica pero sobre todo es pasión, es un atajo hacia la felicidad, es soñar con los pies, celebrar que estamos vivos, conectarnos con nuestro interior y mostrarlo al exterior, es transmitir algo que nos conmueve. La danza no es algo que se pueda explicar con palabras, y aquí estoy, intentándolo. La danza es para apreciarla visualmente, musicalmente y es para sentirla cuando bailas. Tocar, elevarte, inspirar, contraer y relajar, transitar y tejer el espacio con música en nuestro cuerpo y hacerlo desde el bienestar, la salud, el potencial físico y la personalidad, y fusionarlo - como así ocurrió - con el arte, la creación, la estética, la comunicación y la cultura.


El martes 4 de mayo tuvo lugar la V Gala de Danza de los estudiantes de 2º de CCAFYDE de la UAH en el Teatro Corral de Comedias de Alcalá. Este año hemos dado identidad a la muestra con el juego de palabras expres-ARTE. Se que no exagero cuando digo que fue un éxito para todos los que participamos, al igual que las anteriores como Don´t Walk, Dance!, con D de Danza o (des)conectados o Danza contra la crisis.

Una vez dicho esto, quiero contextualizar esta gala y estos montajes que podéis ver en los vídeos (aunque el teatro hay que respirarlo allí, ya aviso;). Esta gala se enmarca dentro de una actividad académica de una asignatura denominada “Expresión Corporal y danza” dentro del grado oficial de CCAFYDE en la UAH. Nuestro papel como público fue apreciar, disfrutar y reflexionar con las propuestas que nos presentaron, desde el contexto real de bailarines no profesionales pero que van a dar su mejor versión expresiva y personal en este espacio escénico tan maravilloso como es el Corral de Comedias de Alcalá. Los estudiantes que pasaron por ese escenario tenían en común que les apasiona el deporte, la actividad física y, en definitiva la experiencia vital desde lo corporal, pero esa vivencia académica fue también personal, artística e ilusionante, y fue más allá de las aulas universitarias, porque la vida está fuera de ellas y en este cambio educativo que estamos viviendo, creo que debemos entender el aprendizaje como algo expandido que se da en tiempos y espacios distintos y para el que es necesario involucrarnos de lleno en la sociedad y la comunidad que nos rodea para aprender en ella.  

Fueron 13 coreografías muy distintas, que han partido de preguntas como: qué quiero expresar, cómo quiero sentirme, qué quiero reivindicar, qué quiero provocar, qué temas actuales me preocupan… de ahí ellos han escogido los temas musicales y han ido dando forma durante un mes. En ese tiempo pasaron por tres etapas: exploración, construcción y ensayos y la última: la representación. Previamente durante otro mes, estos grupos de bailarines han trabajado casi desde cero la desinhibición, la sincronización rítmica, la toma de conciencia (emocional), la expresión desde el interior, han explorado el espacio (niveles, trayectorias, evoluciones, esfera, foco...), formas de entrar en contacto, bajar al suelo, elevarse... y han trabajado, y duramente, la expresión facial, de las manos y los pies, ámbitos complejos y por los que me han oído mucho animar e insistir en los ensayos. También hemos desarrollado valores como el gusto por el trabajo bien hecho, la persistencia, la concentración, la negociación, la constancia, la colaboración, la coresponsabilidad mediante roles y tantos otros. Pudiendo hacerse así en Educación Física, ¿dónde hay que firmar?

Y por último, quiero agradecer al:

  • Corral de Comedias, agradecer a su director Carlos Aladro y su equipo (Bela, Gema, Manuel, Ester, Israel…) haber podido vivir esta experiencia artística que sin duda va más allá de estos 90 estudiantes, pues son estos jóvenes, nuestros futuros profesionales los que no olvidarán la riqueza del trabajo artístico y lo trasladarán sin duda desde sus futuros profesionales.
  • Dto. de CC. de la Educación, el Vicedecanato CCAFYDE de la Facultad de Medicina y CC. de la Salud y delegación de estudiantes por el apoyo a esta actividad - así como a profesores que nos han facilitado poder realizarla cediendo y cambiando clases.
  • Al Servicio de Deportes de la UAH, en especial a Fernando Gil y Yolanda Díaz, por darnos flexibilidad para poder trabajar en los ensayos necesarios para que esta gala fuese posible y facilitarnos traslados de material y personal de apoyo (Eduardo).
  • Aula de danza Estrella Casero y su director Jesús Cañete, siempre presente cuando vamos a este maravilloso espacio.

Agradecer a los asistentes, familiares, amigos, exalumnos, profesores y colaboradores que asistieron. 

A vosotros, queridos alumnos, solo deciros que la danza es como el vino, madura con cada experiencia, y con cada actuación por lo que os animo a seguir potenciando esta dimensión expresiva del movimiento como bailarines:


¡no dejes de expres-ARTE!

Marta A.-

((•)) Escucha este post

2 comentarios:

  1. Un verdadero placer haber podido participar en este proyecto como alumna, pero también, como receptora de toda la magia #conSentido que aquel día desprendió el Corral de Comedias de Alcalá. Y es que por querer expresarnos, el arte de expres-ARTE, ya nos queda un poquito más cercano.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Patricia. Aprecio mucho vuestros comentarios y que compartáis sensaciones. Yo también tuve muchas ese día, podría identificar más de 5 emociones que convivían juntas: alegría, nervios, ilusión, cansancio y tranquilidad, todo a la vez.

    Marta A.-

    ResponderEliminar